Tendemos a pensar que tener los dientes blancos es sinónimo de salud, aunque lo cierto es que cada persona tiene su propio tono natural.

Sin embargo, es cierto que cada vez hay una mayor preocupación por la estética de la sonrisa y muchos de nuestros pacientes quieren aclarar los tonos de sus piezas dentales.

Sobre todo, aquellas personas que, por diferentes motivos, presentan dientes amarillos.

Gracias a los avances en Odontología, más concretamente en el campo de la Estética Dental, estos pacientes pueden optar entre dos soluciones para lucir la sonrisa que siempre han querido tener.

Nos referimos al blanqueamiento y a las carillas dentales, dos tratamientos destinados exclusivamente a mejorar la apariencia de la sonrisa para que la persona se sienta a gusto con ella.

smile-dental-eurovillos-nuevo-baztan

En realidad, existen diversas razones que provocan la tinción del esmalte, propiciando la aparición de manchas en los dientes y su oscurecimiento.

Podemos hacer una clasificación en función de cómo se producen:

Extrínsecas
Son aquellas que se producen por la exposición de las piezas dentales a factores externos.

Algunas de las más comunes que originan dientes amarillos son:

Determinados alimentos

Ciertos alimentos altamente pigmentados, como las cerezas o las moras, pueden llegar a provocar el oscurecimiento de las piezas

Bebidas

Aunque normalmente asociamos únicamente el café a las manchas de los dientes amarillos, lo cierto es que hay que añadir más bebidas a la lista.

Algunas son el té, el vino tinto o los refrescos, entre otras.

El tabaco

El tabaco tiene efectos muy negativos en la salud bucal, siendo uno de ellos el daño que origina en el esmalte.

Erradicar, o al menos reducir el hábito, ayuda a que los dientes dejen de adoptar ese característico tono amarillo.

Acumulación de sarro

Aunque, como hemos adelantado, tener los dientes oscuros o amarillos no siempre se debe a una incorrecta rutinas de higiene bucal, lo cierto es que también es un factor muy relevante.

Cuando el sarro empieza a acumularse en la superficie dentaria, adquiere un color amarillo que afecta a la estética, impidiendo que tengamos los dientes blancos.

En pacientes que no han llegado a desarrollado una enfermedad periodontal, es posible restaurar la salud bucal mediante una higiene o profilaxis dental.

TONOS DE LOS DIENTES

Intrínsecas
Son aquellas que vienen determinadas por factores como contusiones, herencia genética o la edad de la persona, entre otros:

Tinción por tetraciclinas u otros medicamentos. Determinados fármacos que se comercializaban hace varias décadas han creado importantes cambios de color en las piezas.

Hoy en día ya no se venden, pero los pacientes que los han ingerido en el pasado, pueden presentar aún sus efectos secundarios para su dentadura, entre otro, dientes amarillos.

El envejecimiento

Puede que no seas consciente de ello, pero los dientes también envejecen con el paso del tiempo.

Es por ello que tienden a tonos amarillentos o grisáceos.

Aunque no supone una merma en la salud dental, muchas personas quieren recuperar el tono blanco y natural de sus dientes por razones estéticas.

Golpes

Cuando se produce una contusión en una pieza dental, en ocasiones, el nervio se ve dañado perdiendo vitalidad.

Esto afecta a su coloración, que se vuelve más oscura.

Decimos en estos casos que el diente ha quedado calcificado.

Ingesta excesiva de fluoruro

No es conveniente que los dientes estén expuestos a un exceso de flúor, sobre todo entre los 0 y 6 años.

Es posible que lleguen a desarrollar fluorosis dental, una patología que se manifiesta con una apariencia moteada en sus piezas.

Tratamientos para conseguir unos dientes más blancos

Si te estás preguntando cómo blanquear los dientes amarillos, te explicamos los dos tratamientos que te ayudarán a conseguir la dentadura que siempre has querido tener.

Es importante que sepas que tanto el blanqueamiento como las carillas dentales son procedimientos con funcionalidades diferentes.

Por eso, tu dentista de confianza podrá recomendarte uno u otro en función de tus propias necesidades.

1. Blanqueamiento dental
Probablemente ya sepas que consiste en un tratamiento mediante el cual se consiguen aclarar varios tonos el esmalte de los dientes.

Es un procedimiento sencillo y cómodo que ofrece resultados muy positivos de forma casi inmediata y sin efectos secundarios permanentes.

Es posible, no obstante, que durante el tiempo que dura el tratamiento experimentes cierta sensibilidad dental, aunque es completamente pasajera.

Es un tratamiento que combina una sesión de lámpara fría en clínica con el uso de férulas junto a un gel blanqueador en casa.

SESIÓN DE LÁMPARA
Este blanqueamiento dental está indicado para personas que cuidan mucho su dentadura y encías y que, por tanto, no tienen problemas de caries o enfermedad periodontal.

Además, el producto encargado de blanquear los dientes, denominado peróxido de hidrógeno, exige que exista un determinado espesor de esmalte.

Su función es abrir los poros del diente y penetrar en el esmalte, limpiando capa por capa la estructura dental del paciente.

2. Carillas dentales
Las carillas dentales son procedimientos odontológicos que se utilizan, principalmente, para restaurar el aspecto natural de los dientes.

Proporcionan, además de una tonalidad del esmalte más clara, una forma y posición de dientes más correcta.

Esto no quiere decir que las carillas sustituyan al tratamiento de ortodoncia en caso necesario.

Dada su amplia funcionalidad, pues no solo confieren un tono más blanco a los dientes, están indicadas para otros problemas:

Dientes torcidos.

Piezas rotas.

Malposiciones.

Formas y tamaños indeseados.

Cerrar espacio entre los dientes o diastemas.

En definitiva, que las carillas te permiten obtener no solo una sonrisa más blanca, sino modificar, en casos leves, la forma y tamaño de las piezas.

Tanto el blanqueamiento como las carillas son tratamientos aptos para aclarar el tono de los dientes

¿Qué ventajas tienen estos tratamientos blanqueadores?

Para facilitarte tu elección, vamos a resumir los beneficios del blanqueamiento dental:

Es un tratamiento poco agresivo.

Resulta realmente efectivo con manchas poco profundas o en dientes amarillos por causas extrínsecas.

Consigues resultados visibles y duraderos en muy poco tiempo, incluso en una única sesión.

Es totalmente compatible con otros tratamientos dentales.

Permite blanquear tus dientes de una manera rápida, cómoda e indolora.

Blanqueamiento combinado

GEL BLANQUEADOR
Por otra parte, las carillas dentales tienen otras ventajas que pueden convencer a un paciente con diferentes necesidades:

Se trata de una solución muy duradera con el pasar de los años si las cuidas adecuadamente.

Puedes optar por diferentes materiales, aunque las carillas de porcelana son las más estéticas y resistentes.

Permiten recuperar la estética en las piezas fracturadas.

En casos de malposición leves, permiten modificar los dientes.

Mejoran la estética de dientes con formas o tamaños poco proporcionados.

Son el tratamiento más indicado cuando las manchas de los dientes sean severas o la tinción sea muy profunda.

Consigue tu sonrisa ideal

Si no estás conforme con el color de tus dientes, no lo dejes pasar y empieza uno de estos tratamientos.

Y tú, ¿cómo quieres blanquear tus dientes?
Ahora ya sabes cómo puedes aclarar tus dientes amarillos, aunque no en todos los casos es necesario elegir entre uno u otro método.

A algunos pacientes que padecen problemas de tinción y además tienen dientes fracturados o con formas indeseadas, se les recomendará la combinación de ambos tratamientos.

De esta manera, conseguirán corregir los dientes poco estéticos con las carillas y además bajará varios tonos el resto de su boca con blanqueamiento combinado.

Desmentimos los falsos mitos

¿Has utilizado trucos caseros para blanquear los dientes? En torno a esta temática hay una enorme multitud de información en Internet a disposición de cualquier usuario.

No obstante, es esencial que conozcas quién escribe tal información pues hay falsos mitos que pueden afectar a la salud de tu boca.

Por ejemplo, blanquear los dientes con agua oxigenada o bicarbonato resulta tremendamente perjudicial para los dientes.

Igualmente, emplear carbono activado para los dientes termina siendo muy abrasivo para la dentadura y provoca su desgaste. Por ello, al final, utilizando estos productos no solo se conseguirán unos dientes más amarillos, sino que dañará su estructura.

Si bien es cierto que existen pastas de dientes blanqueadoras, aunque no ofrecen resultados comparables a los obtenidos en una clínica dental profesional.

Pasta de dientes
También existen determinados productos para blanquear los dientes de venta en farmacia, pero sucede lo mismo: no son efectivos a largo plazo.

Nuestra recomendación es que mantengas una limpieza dental casera diaria y que acudas con frecuencia al dentista.

Así, si tienes dientes amarillos, podrás comenzar un tratamiento cuanto antes para recuperar la estética de tu sonrisa. dientes amarillos

Aunque cada persona tiene su propia percepción de lo que son unos dientes perfectos, en Smile Dental Surovillas  contarás con la ayuda de nuestros doctores profesionales para obtener un resultado óptimo.